Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

01

 

 

Marcos 1:10 Y luego, cuando subía del agua, vio abrirse los cielos, y al Espíritu como paloma que descendía sobre él. 11 Y vino una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.

01

 

 

2 de Timoteo 3:15 Y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

01
<

 

 

2 de Timoteo 3:16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

01
<

 

 

2 de Timoteo 3:17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

01

 

 

1 de Corintios 7 1 En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer; 2 pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.

01

 

 

Santiago 1: 12 Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.

01

13 EL REMANENTE Y SU MISIÓN.

Es dramático, el versículo San Mateo 20: 16…; porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.

Algunos ven solamente dos grupos, pero en mi sentir veo tres grupos; empecemos por el final: ¿de dónde salen los escogidos? De los llamados, y si estos fueron muchos los llamados, quiere decir que se quedaron un poco sin llamar, luego tenemos los que no han sido llamados, los llamados y los escogidos.

Bien, surge una pregunta, ¿en cual grupo está usted mi amigo lector?

Pues bien, podríamos deducir que entre el conglomerado de personas habitantes del globo terráqueo, le llegó el mensaje de salvación o llamado de Dios a varias personas, pero unos rechazaron el escuchar el llamado argumentando tantas cosas como me criaron en esta religión y aquí moriré, no tiene peso ante la pérdida de la salvación, en fin varios suelen ser los argumentos que el demonio coloca en la mente de las personas, entre ellos, yo no creo en Dios, estos ni siquiera escuchan el llamado; por eso no son llamados, pero entre los llamados y que deciden estudiar la Palabra de Dios, ojalá esté sea su caso, ingresa al grupo de los llamados, pero no es que por eso ya eres salvo, es un estado progresivo de conocimiento y consagración a la vida cristiana, que Jesús dice: San Mateo 24: 13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.,  Esto quiere decir, que no es que porque usted ya se bautizó en la Iglesia ahora puede pecar y no hay condenación para usted, como predican en algunas sectas, no, pues Jesús mismo dijo “Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” así que firmes en la consagración hasta la muerte o a la venida del señor Jesús. Estos son los que Jesús, va escoger como su pueblo remanente, pues saldrán de los llamados que verdaderamente hay sido consagrados en obedecer el cumplimiento de su Santa Ley, “Los Diez Mandamientos”.

 

EL ETERNO PESO DE GLORIA



"Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria. "(2 Cor. 4:17.)

Se me mostró la gloria del cielo y los tesoros que esperan a los fieles. Todo era bello y esplendente. Los ángeles entonaron una hermosa canción, luego cesaron de cantar y tomando las coronas de sus frentes las depositaban a los pies del amante Jesús y con voces melodiosas cantaban: "Gloria, aleluya". Me uní a sus cantos de alabanzas y honor al Cordero, y cada vez que abría los labios para alabarlo me embargaba una inexplicable sensación de la gloria que me rodeaba. Era un excelente y eterno peso de gloria. El ángel dijo: "El pequeño remanente que ama a Dios y guarda sus mandamientos y permanece fiel hasta el fin, disfrutará de esta gloria y estará para siempre en la presencia de Jesús y cantará con los santos ángeles".

Luego mis ojos se apartaron de la gloria y se me hizo contemplar el remanente sobre la tierra. El ángel les dijo:... "Preparaos, preparaos. Debéis adquirir una mayor preparación de la que ahora tenéis, porque el día del Señor se acerca con ira y gran enojo para poner la tierra en soledad y raer de ella a los pecadores. Sacrificad todo a Dios. Poned todo sobre su altar: el yo, las propiedades y todo lo que tenéis como un sacrificio vivo. Entrar en la gloria costará la entrega de todo. Haceos tesoros en el cielo... Debéis ser participantes de los sufrimientos de Cristo aquí si queréis ser participantes de su gloria en el más allá".

El cielo resultará muy barato aun si lo obtenemos por medio del sufrimiento. Debemos negarnos a nosotros mismos á lo largo del camino... y mantener siempre en vista su gloria.

La obra de salvación no es juego de niños, para tomarla cuando se quiere y abandonarla cuando nos plazca. Lo que ganará la victoria finalmente, será la firme determinación, el esfuerzo incansable. Es el que persevera hasta el fin el que será salvo. Son aquellos que pacientemente continúan haciendo el bien quienes tendrán la vida eterna y la recompensa inmortal

Tomado de:

COLECCIÓN:
Espíritu de Profecía
LIBRO:
DIOS NOS CUIDA
CAPÍTULO:
Marzo 30. EL ETERNO PESO DE GLORIA Marzo 30. EL ETERNO PESO DE GLORIA Año bíblico: 1 Sam. 24-27.
BÚSQUEDA:
El Remanente

 

El remanente.

web templates

La iglesia universal es compuesta de todos aquellos quienes verdaderamente creen en Cristo. En los últimos días cuando la apostasía se ha generalizado de tal manera, un remanente ha sido llamado fuera para guardar los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Este remanente anuncia la llegada de la hora del juicio, proclama la salvación por medio de Cristo, y da voz del pronto advenimiento de Él. Esta proclamación es simbolizada por los tres ángeles de Apocalipsis 14. Coincide con el juicio investigador en el cielo y produce una obra de arrepentimiento y reforma en la tierra. Todo creyente es llamado a tener una parte personal en esta testificación mundial.

 

Baje esta lección ampliamente explicada en ppt haciendo clik aquí:.. . . Bajar

llamado