Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

01

 

 

Marcos 1:10 Y luego, cuando subía del agua, vio abrirse los cielos, y al Espíritu como paloma que descendía sobre él. 11 Y vino una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.

01

 

 

2 de Timoteo 3:15 Y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

01
<

 

 

2 de Timoteo 3:16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

01
<

 

 

2 de Timoteo 3:17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

01

 

 

1 de Corintios 7 1 En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer; 2 pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.

01

 

 

Santiago 1: 12 Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.

01

20 EL SÁBADO

Génesis 2:1 Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos.
2 Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo.
3 Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.

En este momento, Dios estaba apartando el Día Sábado como Sagrado, Santo, para que el hombre se deleitara descansando en este día, aún no había pecado, todo era santo, luego, después de varios años tal vez, en el capítulo 3 nos narra la biblia el momento en que el hombre cae en pecado, y después hasta en el Libro de Éxodo aparece escrito por el Dedo de Dios los Diez Mandamientos, no es que no existieran, ya existían pero nuestra naturaleza humana siempre resistente a toda regla de convivencia, la habían estado rechazando y lo podemos observar en Génesis 6 cuando Vio Dios que los pensamientos del hombre eran de continuo solamente al mal, y si ya había pecado era porque ya habían conocido la Ley y aún no había pueblo de Israel. Así que no podemos deducir que la Ley de Dios era solamente para los israelitas y mucho menos el santificar el Día Sábado, pues desde Adán antes de Pecar ya lo estaban guardando.

En Éxodo 20:8 Acuérdate del día sábado para santificarlo. Quedó registrado como mandamiento pero que no es una nueva Ley, sino un recordatorio, “Acuérdate” porque ya venía desde antes de haber pecado el hombre.

Los Apóstoles: continuaron guardando el sábado: Hechos 13: 13 Habiendo zarpado de Pafos, Pablo y sus compañeros arribaron a Perge de Panfilia; pero Juan, apartándose de ellos, volvió a Jerusalén.
14 Ellos, pasando de Perge, llegaron a Antioquía de Pisidia; y entraron en la sinagoga un día sábado y se sentaron.
15 Y después de la lectura de la ley y de los profetas, los principales de la sinagoga mandaron a decirles: Varones hermanos, si tenéis alguna palabra de exhortación para el pueblo, hablad.  Si Jesús hubiera cambiado el Día de descanso estos serían los primeros en guardar otro día, pero vemos que continuaron su mandamiento.

Ni aún en el Cielo ni en la nueva tierra Isaías 66: 22 Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre.
23 Y de mes en mes, y de Sábado en Sábado, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová.

 

¿QUIENES RECIBIRÁN EL SELLO DE DIOS?



"Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios." (Apoc. 7: 2-3.)

El sello del Dios viviente será colocado únicamente sobre los que tengan un carácter semejante a Cristo.

Así como la cera toma la impresión del sello, así el alma debe recibir la impresión del Espíritu de Dios y retener la imagen de Cristo.

El sello de la ley de Dios se halla en el cuarto mandamiento. Es el único de los diez que presenta el nombre y el título del Legislador. Lo declara Creador de los cielos y la tierra y de ese modo demuestra su derecho a la reverencia y la adoración. Fuera de este mandamiento no hay nada en el Decálogo que revele por autoridad de quién se da la ley.

Los israelitas colocaron una señal de sangre en los dinteles de sus puertas para demostrar que eran la propiedad de Dios. Del mismo modo los hijos de Dios llevarán el signo que Dios ha señalado. Se pondrán en armonía con la santa ley de Dios. Se coloca una marca sobre cada uno del pueblo de Dios tan ciertamente como se colocó una marca sobre las puertas de los hebreos para librar al pueblo de la destrucción general. Dios declara: "Y diles también mis sábados, que fuesen por señal entre mi y ellos" (Eze. 20: 12, RVA).

Tan pronto como el pueblo de Dios sea sellado en sus frentes -no es un sello o marca que puede verse, sino un asentamiento en la verdad, intelectual y espiritualmente, de modo que no pueden ser movidos-, tan pronto como el pueblo de Dios, sea sellado y preparado para el zarandeo, éste vendrá. De hecho, ya ha comenzado; los juicios de Dios ya están sobre la tierra,... para que sepamos lo que se avecina.

Tomado de:

COLECCIÓN:
Espíritu de Profecía
LIBRO:
DIOS NOS CUIDA
CAPÍTULO:
Marzo 24. ¿QUIENES RECIBIRÁN EL SELLO DE DIOS?
BÚSQUEDA:
El Sábado sello

 

El Sábado

web templates

El Creador benéfico, después de los seis días de la creación, descansó el séptimo día e instituyó el sábado para toda persona como memorial de la creación.

El cuarto mandamiento de la incambiable ley de Dios requiere la observancia del séptimo día, Sábado, como día de descanso, alabanza, y ministerio en armonía con la enseñanza y observancia de Jesús, el Señor del Sábado.
El Sábado es un día de comunión deleitosa con Dios y de unos con otros. Es un símbolo de nuestra redención en Cristo, una señal de nuestra santificación, una prenda de nuestra fidelidad, y un goce anticipado de nuestro eterno futuro en el reino de Dios.

El Sábado es señal perpetua del pacto eterno de Dios con su pueblo. La observancia gozosa de este tiempo santo de tarde a tarde, de puesta a puesta de sol, es celebración de la obra creadora y redentora de Dios.

Apoyo se encuentra en estos pasajes Bíblicos:
Génesis 2:1-3, Exodo 20:8-11, Lucas 4:16, Isaías 56:5,6, Isaías 58:13,14
Mateo 12:1-12, Exodo 31:13-17, Ezequiel 20:12, Ezequiel 20:20,
Deuteronomio 5:12-15, Hebreos 4:1-11, Levítico 23:32, Marcos 1:32

 

Baje esta lección ampliamente explicada en ppt haciendo clik aquí:.. . . Bajar

llamado