Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

01

 

 

Marcos 1:10 Y luego, cuando subía del agua, vio abrirse los cielos, y al Espíritu como paloma que descendía sobre él. 11 Y vino una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.

01

 

 

2 de Timoteo 3:15 Y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

01
<

 

 

2 de Timoteo 3:16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

01
<

 

 

2 de Timoteo 3:17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

01

 

 

1 de Corintios 7 1 En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer; 2 pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.

01

 

 

Santiago 1: 12 Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.

01

22 LA CONDUCTA CRISTIANA.

Romanos 12:1 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.
 
2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Nuestra conducta debe ser notoria, pues no somos más de este mundo, hemos pasado a ser seres del Reino de los Cielos. Así que no más malos tratos a nadie, mucho menos a la esposa, a los hijos, todo tiene que cambiar para testimonio y gloria de Dios.

Nuestro cuerpo es para consagrarlo a Dios, obviamente sin fanatizar sino demostrando que Cristo vive en nosotros por medio del Espíritu Santo.

Con nuestro carácter demostrar que Jesús ha cambiado nuestras vidas, hemos sido transformados y ahora somos llamados hijos de Dios.

Nada de cigarrillo, ni tabaco, ni cerveza, ni licor, ni mucho menos drogas alucinógenas.

Nuestro comportamiento con las demás personas, como con los patrones debe ser ejemplar.

En una frase debemos rehacer nuestra vida y ubicarla dentro de la siguiente pregunta ¿Si lo que estoy a punto de hacer lo haría Jesús? pues yo lo hago, pero si Jesús no lo haría, yo jamás lo voy a hacer.

Debe ser nuestra nueva conducta y demostrar que Cristo vive en ti.

 

UN EFICAZ PODER INVISIBLE


"El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu " (Juan 3: 8)

El Espíritu Santo contiende con cada hombre. Es la voz de Dios que habla al alma (Review and Herald, 27 de julio, 1897).

Ningún razonamiento humano del hombre más erudito puede definir las operaciones del Espíritu Santo en la mente y el carácter humanos; sin embargo, se pueden ver sus efectos en la vida y las acciones. . .

Aunque no podemos ver el Espíritu de Dios, sabemos que los hombres que han estado muertos en delitos y pecados quedan convencidos y convertidos bajo la operación del Espíritu. Los insensatos y extraviados se vuelven serios. Los endurecidos se arrepienten de sus pecados, y los incrédulos se vuelven creyentes. Los jugadores, los borrachos y los licenciosos se tornan juiciosos, sobrios y puros. Los rebeldes y los obstinados se hacen humildes y semejantes a Cristo.

Cuando vemos esos cambios en el carácter, podemos estar seguros de que el poder de Dios que convierte ha transformado el ser entero. No vimos al Espíritu Santo pero sí vimos las evidencias de su obra en los caracteres cambiados de los que eran pecadores endurecidos y obstinados. Así como el viento sopla con fuerza sobre los árboles elevados y los derriba, así el Espíritu Santo puede obrar en el corazón humano y ningún ser humano finito puede circunscribir la obra de Dios. . .

No podéis ver el instrumento que obra, pero sí podéis ver sus efectos (Id., 5 de mayo, 1896).

Los que no sólo oyen sino que hacen las palabras de Cristo ponen de manifiesto en el carácter la operación del Espíritu Santo. El resultado de la obra interna del Espíritu Santo se demuestra en la conducta externa. La vida del cristiano se oculta con Cristo en Dios, y Dios reconoce a los que son suyos declarando: "Vosotros sois mis testigos". Ellos testifican que el poder divino está influyendo en su corazón y dando forma a su conducta. Sus obras dan evidencia de que el Espíritu está actuando en el hombre interior; los que se relacionan con ellos están convencidos de que tienen a Cristo como su modelo.

Los que están en unión con Dios, son conductos por los que fluye el poder del Espíritu Santo. La vida interior del alma se revelará en la conducta externa (Id., 12 de mayo, 1896

 

La Conducta Cristiana.

web templates

Mientras reconocemos las diferencias culturales nuestra vestimenta ha de ser simple, modesta, y primorosa, conveniente de cuales la verdadera belleza no consiste de un adorno superficial sino en la ornamentación imperecedera de un espíritu manso y quieto. Esto también significa que porque nuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo debemos de cuidarlos sabiamente. Junto con ejercicio y descanso adecuado debemos de adoptar la dieta más saludable posible y abstenernos de comidas inmundas identificadas en las Escrituras. Ya que las bebidas alcohólicas, el tabaco, y el abuso de las drogas y narcóticos son dañinas a nuestros cuerpos debemos abstenernos de ellas también. En cambio debemos ocuparnos en todo lo que traiga a nuestras mentes y cuerpos la disciplina de Cristo quien desea nuestro gozo y bienestar.

Apoyo Bíblico: Romanos 12:1,2 1Juan2:6 Efesios 5:1-21 Filipenses 4:8 2 Corintios 10:5 2 Corintios 6:14-7:1 1Corintios 6:19,20

 

Baje esta lección ampliamente explicada en ppt haciendo clik aquí:.. . . Bajar

llamado